23/12/11

La quinta rueda







En el carro dormiremos
en el cofre de cinco ruedas

nuestra espalda,
carga con la mirada de los árboles,
de las ciudades,
tantas veces incendiadas.

FÉNIX




Quiero vomitar mis dientes
Quiero atravesar el túnel
De tu sombra

Soy como el halcón aprisionado
Liberando el fuego
De mis ojos calientes






4/7/11

TÚ LA CAMARADA MUERTE


Crucé tu agua
con los pies opacos
de tanto carbón

habríase ennegrecido
el caudal.

Reflejos
que se pierden
confusos, en la neblina

reflejos doblegados
ante mis ojos tristes,

almas sin cuerpo
que intentaran tocarme
aullaron sin consuelo
por tu ausencia repentina.

Fue como el soplo
de la camarada muerte,
mi cuerpo desvestido
masticando las hojas
de laurel.

¡Arde angosta vereda!
¡Arden
todos los fuegos del mundo,
en este silencio
espectral!


22/6/11

CUANTAS LENGUAS MORIRÁN

dentro de la cúpula
el puntero uniforme se estanca,

en la calle los estudiantes
alimentan dinosaurios
de hambre

máquinas arando los gritos
para aportillar el paisaje bucólico

pacos intelectuales
resusitando el amor prohibido
pacos intelectuales regitrando
con sus home-made
la caldera,

(oh, las brujas desaparecieron con
su póstumo hálito)

oh, los diarios narran con metacas
figurines de cartón embetunado

y se dibuja
un grito como una o
un grito como una a
un grito como una h
que nadie escucha

como que se ha extraviado
como si no existiera
como si el tiempo que pasa les hiciera
el quite

como si las ropas del difunto
facho
les lloviera sobre sus calles
como si la alambrada
alameda pacifista de la causa última............
............................................................................
.................

¿hasta dónde habría que fallecer?

¿cuántas lenguas morirán en el intento?

17/6/11

Me deslizo lengua ennegrecida
a mi lado pasan ojos incautos
persiguiendo sus sombras
no detienen sus linternas, me evaporo
blanco, soy un hilo extraviado
-larga espera hasta un mecedor consuelo-

como por error
el velo detuvo su viaje
pájaro cubre
ennegreciendo hasta mi contorno
-esta no es casa de nadie-,
se pronunció
aquella voz pétrea
de soldado -tan patético y risible-

mascullar la vereda mojada
y hacer barro con la sangre

-si la brisa empapara mis pulmones
de aceite,
suavizando el delirio-

ojos meditabundos (duditativos)
que andan solos, ruedan, por un campo
plazoleta que
resiste la tardía llegada
sin tener a su lado compañero de guardia,
sin escena alguna de avanzada
¡nada de nada, sin padres, sin
memoria ni olvido!

sólo un ínfimo reflejo tras la lluvia
desapareciendo
en el principio del día

sin perpetuidad ni perdón
...mancha escrita pedazo de vientre
tiempo............eternalizante tiempo.

PAISAJES

perpetua rama holocaustica y su agitar
maldecir en clave
de homicidio

como vidrios quebrados
en aquella lengua atravesada
ñuke mapu libertad su
honda complacencia

víctimas del residuo
atravesadas hojas en blanco
siendo fuego en la
materia perenne

desde lejos
para tumultos arrebatados
como ciudades en
el sueño partido

rígidas estatuas
promulgan
himnos inexistentes
estudiantes en filas son
fugaces clandestinos
que se reservan

lluvias latentes
magnifican

yo y mi cámara
somos dos absortos
himnos del pánico matutino

escaleras que se aplastan
hasta romper las
martilladas ventanas

6/6/11

EXTREMO SUR

El hombre que viviera
la ciudad natal,
Santiago,
donde yo naciera

mi ruta es la voluntad
del hambre
y palpito en el extremo
sur,

palpito
recorriendo la gota fría
del crudo amanecer
silencioso.
Los bloques
de mi corazón, cemento
intransigente gota
en la rama
cuya memoria se apila,
para reunir cuerpos
como paraguas ante el diluvio

atormentada piedra
quiebra, deja sangrar

de azul

como acueducto,

como siluetas de agua manchada
en la niebla.

27/3/11


El rincón que habito
dentro de la soledad...
un huraño calabozo de insecto

...me enveneno noche
tras noche
imaginando un horizonte naranja
plagado de gritos suicidas

no he sido libre
moriré dentro del cajón
-pero la palabra me trasciende-


escribo.............................................
..........................................................
.........................como un confesionario




25/3/11

carroña



Entre ambas manos
dedos palpitaban resecos, el contorno

su figura encorvada, cubierta con un chal silencioso casi profundo
tragando el humo espeso de los sahumerios



...algo habríase extraviado en el aire, una capa...

ya no eran sábanas
porque voló sobre nosotros de manera espectral, bañándonos en sombra
cargaba entre sus brazos las fotografías del incesto
solos
en la penumbra
habíamos quedado



solos en el centro de una pequeña cabeza


.................el loco parado sobre una plataforma quebrajada
a su vez sostenida por barriles

cuyos ojos daban vueltas, el loco
bocanadas de humo espeso nos insultaban, entre sus dientes amarillos
una ráfaga de angustia, son ustedes el inmundo material de mi desnutrición
y claro, efectivamente mostraba los huesos

usar sus costillas como rieles, deslizarse hacia el centro oscuro de su organismo
habíamos sido olvidados

el abismo que permanece
sábanas evaporadas -cortina de sangre-
sus dedos temblaron ante la muralla
recordaba los martillazos en tiempos de...



...........hice fuego
utilizando mis brazos, blancos de frío
y penumbra

y entonces recién pude verla, pude notar
su distancia

-entre un corazón y otro hacía falta un puente-
pero ambos quisimos callar
callar hasta consumirnos, sus dedos temblaban
eso lo recuerdo
en lo profundo esa mancha de tinta se esparció
hasta mis pulmones.



Aún la reclamo
todavía mancho de sangre mi espejo
golpes se aglutinan
golpes son monedas robadas
tambores me desvisten
y me latigan


...................tambores mi corazón que
se cierra

ayer

...carga con la que construí rudos cementerios
habría sido el burro profano, habría visto derrumbarse la liturgia,
cielo que contaba sus días venideros
(dejábanse caer las ilusiones mojadas en papel y tiza)

.....................pero a pesar de mis esfuerzos no pude abrir la puerta que afirmaran
una llave inútil, habita en mi costilla una llave
inútil
mírame, como surco pasos en torno a tu ladera, opaca
negra, profunda, roída, surcada,
atravesada...

18/3/11

(NOCHE)

Gritos a la distancia
chirrido metálico de siete cadenas
el murmullo incesante
-de una horda descontrolada-
de la noche (y su manto negro)

jauría de perros
arrastra incesante el trineo
de la muerte

(noche)

TEMPESTAD

Tempestad;
rugen las nubes
ábrese camino la luna
llueve sobre el descampado
sangran los corderos
yérguese el tronco
de un joven laurel.

(sin título) -aún-

Toco el barro
rebusco entre las ramas
una lengua

desde el cielo
un grito, hace temblar
la esfera

LA BERENICE (LLORONA DE SANGRE)

Soy la Berenice
óyeme sangrar
soy como la rata y el vino

óyeme reír
ya no tengo miedo
oye mis cadenas, están mudas

15/2/11

Erré

Este soledá
un estado que hemorragia
y probablemente dañada
tu frente

no cuento ya mis ojos lloré
dos lágrimas de mañana
y si un día erré contigo hoy
no fue intención después mariposa

30/1/11


...demasiado pobre para aniquilarlo
demasiado tierno para caer en el olvido
pero demasiado pájaro
demasiado cúpula...


ARDE EL PUENTE QUE ME LLEVABA A CASA









Sobre que incluye cuatro fanzines:

"A" (Arde el puente que me llevaba a casa"
"R" (Ratas)
"D" (De la meduza)
"E" (El ángel)

Poemas de Efraín Robles.
Ilustraciones de Francisca Robles.

Editorial del Abandono 2011.

$2.000
encargos a:
franciscarobles@gmail.com
efrainrobles@corteirracional.org

26/1/11

ORIFICIOS PARECÍAN SONAR

Sobre la vereda se aplastaba el cielo gris
lentamente como si nadara iba cayendo una hoja
colmillos de gusano habrían hecho agujeros en su cuerpo
agujeros como heridas recordaban una balacera
-los orificios parecían sonar-

no lo sé
tal vez mi ojo al verla se partió en pedazos
sentí que me ardía (que mis párpados se cerraban)
y entonces caí desmayado convertido en hoja.

21/1/11

ASALTO EN EL PANTEÓN

Soñé que me iba haciendo
paulatinamente de enemigos...


............................................


Redondas pupilas dilatadas
perturbante silencio a medianoche
no dejo ya de fumar
uno tras otro cigarrillo gastado
y la imagen de una niña se refleja
cuando el humo comienza
a contraer mis pulmones,

¡Asalto en el panteón!
¡Han acuchillado a tres civiles!
Suenan las sirenas de un envenenado Santiago
...las sirenas,
las sirenas de mi cabeza,

humo en la habitación
sangre en la mirada como un victimario,
suelto la camisa para
entrever mis huesos
y soñando casi desnudo
pienso en el deseo de la carne,

vuelan por el cuarto los pequeños hijos,
desperdiciados,
finalmente reventando contra el suelo,

y yo duermo,
ha pesado sobre mi la sequedad,
me he quedado sin aliento
como abandonado sobre la cama.